Libro: El juego de Ender

El libro del Juego de Ender sobre la caja de la estufa marca Enders.
Estando en la terraza de un bar la primavera pasada me vino a la cabeza este libro y no porque estuviera inmerso en una tertulia literaria. Todo lo contrario, fue en esos momentos incómodos cuando coincide que te quedas solo en la mesa porque una ha ido al servicio, otro ha visto a un amigo y otro a comprar tabaco. Resumiendo, podría decir que estaba absorto en mis pensamientos con la mirada perdida en el horizonte, pero no sería verdad, porque entre el horizonte y yo se interponía una estufa de exterior (de esas tipo seta). Así que tuve que mirarla, y ¡oh sorpresa!, la marca de la estufa era "Enders". (de la marca  alemana Enders-Colsman, para mas señas).



Así, me acordé de este genial libro (que comenzó como relato corto) "El Juego de  Ender". El título en inglés tiene incluso mas similitud con el nombre de la estufa porque sería "Ender's Game". Este libro está dentro de mi biblioteca personal en  una sección que yo llamo "libros que quisiera que mi futuro hijo o hija leyera". Básicamente se trata de libros que me han gustado muchísimo y me han aportado algo.

Como siempre, resumiré brevemente la trama sin destripar nada del contenido. Se trata de la historia del entrenamiento de un cadete  (Ender). No es que manden a niños a la guerra, están buscando a un líder. La tierra está amenazada por unos extraterrestres, los insectores, y mediante un proceso de selección se elige a ese niño como el mejor candidato (su hermano mayor es demasiado despiadado y su hermana demasiado sensible) y muestra como va evolucionando a lo largo de un entrenamiento en equipo.

El libro me encantó, y recientemente se ha anunciado la película. Pinta bien:


Como anécdota del lenguaje, noté que en el relato corto original se refería a los extraterrestres (que son como grandes hormigas humanoides) como "Insectores", y en el libro pasa a llamarlos "Fórmicos", y como siempre, me puse a ver de dónde venía eso:

La palabra hormiga viene del latín formica. La f inicial se transformó en h como en las palabras hacer (de facere) y hembra (de femina). La c intervocálica sonorizó a g, como en las palabras amigo (de amicus) y segundo (de secundus).

Así, por ejemplo, se usa para dar nombre al ácido fórmico que está presente en la sustancia abrasiva que segregan algunas hormigas (las hormigas rojas, formica rufa) y abejas.

Viene de la raíz indoeuropea *morui, que dio μύρμηξ (myrmex) en griego. Y esto me recuerda a la "Ilíada" de Homero (bueno, vale, también a la película Troya), donde al  grupo de guerreros de élite que iban con Ulises se llamaban "Los Mirmidones" (los hombres hormiga). El nombre les venía a estos hombres de su rey, el rey Mirmidón, que, por diferentes motivos según a que historiador griego le preguntes podía venir de:
  • El rey Mirmidón era hijo de Zeus y de una princesa. El buen Zeus, se transformó en una hormiga para poder trajinarse a la muchacha. ¡¿?!
  • La ciudad quedó despoblada por una plaga y su rey le rogó al buen Zeus que la repoblara. Zeus, que era una cachondo, convirtió en humanos a las hormigas que vivían en el interior de un roble.
  • Las tierras de la ciudad eran áridas y pedregosas, así que para labrar la tierra tuvieron que retirar grandes pedruscos. Esto lo hacían formando cadenas humanas en largas filas, tal y como lo hacen las hormigas.

Para terminar, he de referirme a lo que todo el mundo piensa al oír la palabra "formica" a la encimera de la cocina. Este material plástico usado como recubrimiento no tiene nada que ver con las hormigas ni con Zeus ni con el Juego de Ender. Simplemente nació como un sustituto barato de las piedras, como, por ejemplo la mica. Así su nombre en inglés "For mica" (para la mica, como sustituto de la mica).





Share:

0 comentarios:

Participante NaNoWriMo2016

Recibe notificaciones por e-mail

Date de alta con tu e-mail y te notificaremos cuando haya una nueva entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...