Patada al diccionario: Bizcocho para perros

Patada de perro (de Maja Dumas)
 

Estaba yo leyendo el libro "Rebelión en la granja" (en castellano) del afamado George Orwell, cuyo libro "1984" me sirvió de inspiración para dar título a este blog, cuando descubrí algo que me chirriaba en el texto:


"Bizcochos para los perros"   

 


 

De entrada no me cuadraba que los perros comieran bizcochos o, al menos, lo que entendemos como bizcochos en España.

¿Podría tratarse de una mala traducción como ya pasó con "interfecto" en la novela de Christian Jacq "La piramide asesinada"? o ¿quizá se trata directamente un gazapo como ocurrió en "La última confesión" de Morris West con la palabra "masa"?

Comparte:

Archivo del Blog