Mostrando entradas con la etiqueta Patadas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Patadas. Mostrar todas las entradas

Patada al diccionario: Sillónes

Patada al diccionario
Patada (de sunnyd_57)
Estaba yo paseando por Málaga, por la misma zona en la que me encontré el libro errante, cuando, de repente, me asalta algo que estaba escrito en la fachada de una tienda de muebles:


Comparte:

Patada: Yoda prohibiendo pegar carteles

Estaba yo en la costa más occidental de Málaga, intentando encontrar aparcamiento cerca de la playa, cuando me encuentro con el típico solar rodeado por un muro de impecable color blanco. Cada pocos metros había un texto indicando, creo yo, la prohibición de pegar carteles. 

Patada (de Seth Sawyers)

Comparte:

Patada al diccionario: "Hamburgesa Competa"

Volvemos con otra "Patada al diccionario", esta vez nos la envían desde la Feria de Málaga, en una de las múltiples casetas que se encuentran en el real del Cortijo de Torres.
Patada al diccionario
(de Miguel Vaca)

Una amiga peluquera (y domadora de pelusas) nos envía esta foto que acertó a sacar pese al efecto del Cartojal. No quiso entrar en detalles de la localización exacta porque nos decían que la hamburguesa completa estaba muy buena y pensaba repetir en los días que quedan de feria:

Comparte:

Patada al diccionario: "Masa"

Giordano Bruno (de Jean-Pierre Dalbéra)
Coincidiendo con el aniversario de la muerte (quemado en la hoguera) de Giordano Bruno (17 de Febrero de 1600), estaba yo leyendo un libro basado en su cautiverio:


Resumiendo muy mucho, pasó 7 años en prisión antes de su muerte en la hoguera, acusado de blasfemia, herejía e inmoralidad. Todo ello por hablar del helicentrismo, la pluralidad de sistemas solares y el movimiento de los astros. Todo un "malote".

Sobre el autor del libro, Morris West, fue un prolífico autor del que, curiosamente, me he leído uno de los primeros libros (El abogado del diablo) y el último libro, publicado tras su muerte, del que os hablo ahora.


Debido a la formación religiosa, gran parte de su obra está relacionada con el tema eclesiástico. Aunque no conozcas sus libros seguro que se suena la película que se basó en uno de ellos: "Las sandalias del pescador" (1968, con Anthony Quinn y Laurence Olivier entre otros)

Una vez hechas las presentaciones del personaje histórico, libro y del autor me centro en la frase que me sorprendió leer:
"La diferencia es tan grande como la que existe entre una masa y un hacha de acero"

Comparte:

Patada al diccionario: Sensasion

de Jonathan Mueller
Desde el arroyo de la Miel un colega pianista me hace llegar la foto de este cartel de atracción de feria que me hace dudar si está escrito en castellano...
Comparte:

Patada al diccionario: "Nunca te se perderá"

Estaba yo haciendo unas compras en un centro comercial con nombre de ginebra cuando me encuentro la "típica" máquina expendedora de chapas identificativas militares y, sin mediar palabra alguna, me ataca con un error gramatical digno de primaria.
En esta foto general no se aprecia bien, así que hice un detalle:
Comparte:

Patada al diccionario: Plinsesa

Irónicamente, mientras paseaba junto al instituto, una pintada amorosa sorprendió a un amigo, herrero para más señas, que no dudó en enviárnosla.

de John Jewell
Podría tratarse de un apodo cariñoso, una mala transcripción fonética o, por la que me inclino sin ningún tipo de fundamento, fruto del amor intercultural oriente-occidente. Vamos, que lo ha podido escribir un chino:
Comparte:

Patada al diccionario: Sonvrilla

Patada (de Chase Elliot Clark)
Esta vez la patada al diccionario nos la manda una filóloga inglesa que se hace llamar "Mermelada que no llora" (o eso he entendido yo con mi pésimo inglés...).

Este cartel que anuncia una oferta que no podemos dejar pasar dejó perpleja a nuestra amiga, que no dudó en inmortalizar el momento. Este caso, me hace preguntarme ¿Es una técnica de marketing de mercadillo o simple desconocimiento?
Comparte:

Carruages: ¿Patada al diccionario?


de Alper Cugun


Estaba yo cenando con unos amigos en la Taberna "La Malagueña", en pleno corazón de Málaga. Desde la terraza podía admirar el  Palacio Episcopal, pero, en mitad de los postres, me llama la atención un cartel situado justo a la Izquierda de la puerta: "Entrada de Carruages"



Comparte:

Patada al diccionario: San Ignancio

(de Erik (HASH) Hersman)
Un gran amigo guaraní (y modelo de peluquería) me manda esta Patada al diccionario desde Foz de Iguazú, una localidad Brasileña en la que confluyen las fronteras de Paraguay, Brasil y Argentina. Desde el Jueves lleva publicado este cartel con una gran errata en el título, en el nombre propio Ignacio:

Comparte:

PATADA: Acento indeciso

(de Linda Åslund)
En otras ocasiones hemos mostrado en el blog alguna que otra patada al diccionario por olvidar las tildes en algunos carteles. Esta vez, lo curioso del cartel (a mi entender) es que ha recurrido a la misma artimaña que yo cuando estaba en primaria y no sabía, por ejemplo, si una palabra se escribía con b o v: hacía un garabato intermedio que recordaba levemente a las dos letras, esperando que el profesor, al corregirlo, leyese la versión correcta.

Algo parecido pasa con esta tilde, que se mantiene en un lugar indeterminado, fuera del alcance de todas las vocales:

Comparte:

PATADA al calendario: 31 de Febrero

Foto (de Sherman Geronimo-Tan)
Nos manda esta fotografía una profesora de inglés reconvertida a herbolaria que estando cerca del barco de Chanquete, se ve sorprendida por este cartel, y no por la ausencia de tilde (ya que Gastronómicas es una palabra esdrújula y las mayúsculas SÍ se acentúan),

Comparte:

Patada: Extraño Jaume Perich

Foto (de Sherman Geronimo-Tan)
A riesgo que me llaméis tiquismiquis (y rencoroso), sigo con los desastres en las bolsitas de azúcar. Aquí el desastre no viene por la traducción del nombre "Jaime" en lugar de "Jaume", sino por algo, digamos, más gráfico:

Comparte:

Foto: Cervantes de la Calzada

Ahora que está de moda las citas de personalidades en los sobres de azúcar, me encuentro con algunas curiosidades.

Chiquito de la Calzada (de museo del humor)


En esta cita de Miguel de Cervantes Saavedra, gracias a una mala enmaquetación de la imagen, algunas partes del texto aparecen cortadas, quedando la cita al más puro estilo de Chiquito de la Calzada:


Comparte:

Patada al diccionario: "Custodia Compartia"

Patada al diccionario (de Throwa_uk)
En una rotonda cualquiera debajo de una de nuestras queridas autovías me sorprende esta pintada reivindicativa, al más puro estilo de la escuela fonetista de Antonio Nebrija:

Comparte:

Patada al diccionario: Mobilidad

Esta vez la patada al diccionario nos llega desde el puerto de Málaga, con su recién inaugurada noria, y nos la envía una guapa taxista con rasgos orientales.

Patada al diccionario
Patada (de woodleywonderworks)
Por lo visto, mientras hacían cola en la taquilla para estrenar la nueva atracción, algo escrito en el cartel les provocaba picores en los ojos:
Comparte:

Facebook quiere cerrar las cuentas de quienes cometan faltas de ortografía

Aunque esto, a priori, puede parecer que es una ayuda al idioma, lo veo, personalmente, como algo preocupante.
Diccionario
Diccionario (de Dave Worley)

Obviamente la medida de cerrar la cuenta sería el último recurso a agotar, y la red social quiere incluir una herramienta de corrección ortográfica, de manera que se vaya verificando a la par que se escribe. Todo muy fácil e intuitivo.

Pero, como siempre digo, el idioma es algo vivo, que va evolucionando y los diccionarios, y por lo tanto los correctores automáticos, no son (o deberían serlo) otra cosa que  que un reflejo del idioma. Y lo problemático de esto que los encargados de velar por la corrección y exactitud del lenguaje no serían los catedráticos de la real academia de la lengua española, sería un programa de ordenador.

No digo que se permitan todas las patadas al diccionario, pero me preocupa que haya un "talibán" ortográfico que diga que, por ejemplo, "Neopalabro" no existe y por lo tanto no puedo usarlo. O que un quince de agosto a las cuatro de la tarde, no pueda escribir, con toda la potencia expresiva: "ohú que caló", sin miedo a que un señor americano me llame la atención.


Comparte:

Patada al diccionario: Peluqera

Me mandan esta foto desde la playa y la verdad es que me ha dejado intrigado. Siempre he hablado de la economía del lenguaje o de lo bueno que es sacrificar la corrección gramatical por una gran potencia expresiva, y este cartel que puede tener algo de lo uno, de lo otro o de nada de lo anterior:

Comparte:

Patada al diccionario: Prohibido tirar vasura

Patada al diccionario
Patada al diccionario (de 2thin2swim )

Recibo esta foto con semejante "Patada al diccionario" de dos recién casados que han decidido emprender un negocio de máquinas expendedoras de cerezas desde Gargantilla de la Sierra (o eso he entendido yo):


Comparte:

Patada al diccionario: Corazónes

El razonamiento del que escribió el cartel de este bar debió ser el siguiente:
"Si un corazón lleva tilde, varios corazones deben llevarlo con más razón"

Patada
Patada (de Ivan Mlnaric)
Y con eso en mente le pega una patada al diccionario tal que así:

Comparte:

Participante NaNoWriMo2017

Recibe notificaciones por e-mail

Date de alta con tu e-mail y te notificaremos cuando haya una nueva entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...