Patada al diccionario: Aseinato

 

Patada (de Matt Gibson)

Estaba yo inmerso en una lectura veraniega cuando me encuentro una patada al diccionario en una edición antigua de "Inocencia Trágica" de Agatha Christie.

Dentro de este blog hay una sección para patadas al diccionario en libros

Obviamente la grafía correcta sería "asesinato" y aprovecho la ocasión para hablar del origen de esta palabra. Proviene de asesino, que es un préstamo del árabe hashshashin y significa literalmente "bebedor de hachís".

Este era el nombre de una secta de asesinos en oriente próximo en los inicios del siglo II. Su líder Hassan ibn Sabbah, llamado "El viejo de la montaña", formó y usó a estos asesinos sigilosos para cometer regicidios y eliminar a sus oponentes políticos, sin exponerse y sin entrar en guerra abierta.

Cuenta la leyenda que aparte de entrenar en el arte de matar a los miembros de la secta desde la infancia, también se les brindaba una gran formación cultural, para que pudieran desenvolverse en cualquier ambiente, incluida una recepción real. Como parte de su adoctrinamiento se les daba brebajes (hachís) que les provocaban alucinaciones, que eran interpretadas como la recompensa a sus acciones.

La fama de esta secta llegó a Europa gracias a unos textos que Marco Polo trajo a Europa (S. XII - XIII). Esta palabra no se generaliza en el castellano hasta el siglo XVIII.

 

Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog