Origen de la marca de Tabaco Marlboro

Imaginemos a ese vaquero solitario que atraviesa la vasta pradera de Arizona en el oeste americano  con la banda sonora de los siete magníficos sonando de fondo, domando un caballo salvaje "Mustang" y que se baja de montura de un salto a la par que enciende su Marlboro con la cerilla (misto, que diría mi madre) en su áspera barba de día y medio. ¿A que no hay una estampa más masculina, salvaje y americana que esa? (Por cierto, fumar mata. Por si no te lo habían dicho antes)

Marlboro Logo.svg
El logo fue diseñado Leo Burnett, que por lo que se ve,
 destacó las iniciales de su nombre en la marca 

Indaguemos un poco en el origen de la marca Marlboro para saborear el auténtico sabor de macho americano de esa escena:

La marca Marlboro fue relanzada en 1950 como cigarrillo para hombres que se cuidaban a raiz de varios estudios que relacionaban el consumo de tabaco con el cáncer de pulmón. Decimos relanzada porque la marca ya existía con anterioridad pero enfocada a un público femenino. ¿Por qué? Porque tenía filtro, algo, por lo visto, muy poco masculino.

Antes de esa fecha se comercializaba con una franja de color rojo para disimular la marca del lápiz de labios y por si había alguna duda incluía el eslogan: "Beauty Tips to Keep the Paper from Your Lips", "Consejos de belleza para mantener el papel lejos de tu labios", en inglés. Como vemos, todo muy de vaqueros.

La compañía que comercializa esta marca de tabaco es de origen inglés: Philip Morris. Allá por el 1847, el señor Philip Morris abrió una tienda de tabaco en Londres con tanto éxito que en 1885 sus herederos fundaron Philip Morris & Co. Ltd. año en el que comercializaban la marca "Marlborough" con el lema "Favorita de las damas". Es que no se puede ser más macho.

El nombre lo tomaron del nombre del lugar donde se encontraba una de las fábricas de Londres (¡si es que esto es puramente americano!), en la calle "Great Malborough" (Gran Malborough):


Como dato curioso, esta calle aparece en las notas del médico precursor de la epidemiología John Snow (no, no es el de juego de tronos) que estudió el brote de cólera de Londres de 1854. El médico marcó en el mapa con una X donde estaba las fuentes de agua y con puntos las muertes por cólera. Esta visualización le permitió descubrir que la fuente situado en Broad Street (en el centro de la imagen) había sido contaminada. 

En dicho mapa no aparece la fábrica de tabaco porque no abrió hasta 1881, casi 30 años después.


Se nombro esta calle en  honor del primer duque de Malborough. El nombre de este ducado viene de la ciudad homónima de Malborough en WiltShire (Inglaterra), que en sus orígenes se llamaba Merleberge, que viene de "Maerle Beorg" que puede traducirse como "La colina de Maerle" (Merlín en inglés antiguo). Por ello, el lema de la ciudad es "Ubi nunc sapientis ossa Merlini" que quiere decir: "¿Dónde están ahora los huesos del mago Merlín?". (Merlín, famoso por sus apariciones en Arkansas, Nuevo México y El Paso)

El primer duque de Malborough se llamaba John Churchill e irónicamente para la marca de tabaco era hijo de Winston, Winston Churchill. Aunque este Winston Churchill no era el primer ministro inglés del siglo XX, si es un ascendiente suyo. Concretamente el 7º duque de Marlborough fue el abuelo de Winston Churchill, el primer ministro, aunque este último no heredó el título nobiliario porque su padre no era el hijo mayor.

John Churchill, el primer duque de Malborough, recibió este título nobiliario en reconocimiento a los servicios (militares) prestados Guillermo III de Inglaterra (William de Orange), aunque su historia de servicio a varios reyes es digna de resumir:

Carlos II (1660- 1685)
Es el primer rey después de la república inglesa. Gracias al apoyo recibido por su padre Carlos I de Winston Churchill el rey lo nombro caballero y le dio el derecho a portar escudo de armas, aunque no le indemnizó por las pérdidas. En su escudo de armas puede leerse el lema  "FIEL PERO DESDICHADO" en perfecto castellano. Es bastante extraño que no usara el clásico latín o su lengua madre, el inglés. De hecho el castellano no era usado en las relaciones internacionales en esa época. Como una especie de premonición este lema marcaría la vida de su hijo John Churchill, que se convertiría en el primer duque de Marlborough.
WSCCrest
Escudo de armas de los Churchill

Gracias a la buena posición de su padre en la corte, John Churchill entra al servicio de Jacobo Estuardo duque de York y hermano del rey. A los 17 años ingresa como alférez en la guardia real y viaja a Tánger (protectorado inglés) donde consigue experiencia militar en las escaramuzas locales. Su carrera militar despegó en la guerra franco-neerlandesa

 El rey Carlos II se hace católico en su lecho de muerte.

Jacobo II (1685-1688) Católico
Jacobo Estudardo, duque de York, llega al trono tras la muerte de su hermano Carlos II. Además, el hijo bastardo de Carlos reclama su derecho al trono y encabeza la rebelión de Monmouth. El rey Jacobo II no concedió el mando de las tropas Reales a John Churchill, por lo que se sintió agraviado. Además, después de que la rebelión fuera sofocada tuvo que participar en sangrientas persecuciones y represalias a los sediciosos, cosa que le repugnó y le hizo alejarse de su rey, patrón y amigo.

El rey Jacobo era católico por lo que era continuamente atacado por los protestantes en el parlamento y su fervor religioso no ayudaba mucho. Esto fue la chispa que provocó la llamada revolución gloriosa encabezada por su yerno Guillermo de Orange (protestante) que estaba casado con su hija mayor. Su otra hija, Ana, también apoyó a Guillermo. 

John Churchill desertó el ejercito inglés y se unió al bando de Guillermo III.

Guillermo III- María II (1689-1702) Protestantes
Es nombrado duque de Marlborough por su apoyo al nuevo rey. En 1701 por orden de la reina consorte María, hija del anterior rey Jacobo II, es obligado a renunciar a sus cargos civiles y militares y fue expulsado del ejercito. Tenían sospechas de que seguía manteniendo relación con Jacobo II (exiliado) , aún no queda claro si las cartas que presentaron como prueba eran verdaderas o una falsificación. En algunas de ellas se informaba al enemigo de ataques inminentes, lo que le convertía en un traidor.

Ana de Gran Bretaña (1702-1714 ) Protestante
Con la muerte María II por viruela y Guillermo III por una caída en una cacería, la única heredera protestante era Ana, hermana de María e hija del rey exiliado rey Jacobo II.

Ana restituyó al duque de Marlborough en su posición en la corte y al declararle la guerra a Francia lo puso al mando de las tropas inglesas, holandesas y austriacas. El duque de Malgorough cosechó innumerables victorias en este frente.

En 1709, en una batalla que ganó pero que los franceses lo dieron por muerto, se compuso una canción satírica titulada, "Marlborough se fue a la guerra" ¿os suena? ¿Y si lo pronunciamos "Mambrú se fue a la guerra"?


Esta canción "infantil" destila mucha maldad...
1
Mambrú se fue a la guerra,
qué dolor, qué pena,
Mambrú se fue a la guerra,
no sé cuándo vendrá.
Do-re-mi, do-re-fa,
no sé cuándo vendrá
4
Por allí viene un paje,
¡qué dolor, qué dolor, qué traje!,
por allí viene un paje,
¿qué noticias traerá?
Do-re-mi, do-re-fa,
¿qué noticias traerá?
7
En caja de terciopelo,
¡qué dolor, qué dolor, qué duelo!,
en caja de terciopelo,
y tapa de cristal.
Do-re-mi, do-re-fa,
y tapa de cristal.
2
Vendrá para la Pascua,
qué dolor, qué dolor, qué pena,
vendrá para la Pascua,
o por la Trinidad.
Do-re-mi, do-re-fa,
o por la Trinidad.
5
Las noticias que traigo,
¡del dolor, del dolor me caigo!
las noticias que traigo
son tristes de contar,
Do-re-mi, do-re-fa,
son tristes de contar.
8
Y detrás de la tumba,
¡qué dolor, qué dolor, qué turba!,
y detrás de la tumba,
tres pajaritos van.
Do-re-mi, do-re-fa,
tres pajaritos van.
3
La Trinidad se pasa,
¡qué dolor, qué dolor, qué pena!,
la Trinidad se pasa
Mambrú no vuelve más.

6
Que Mambrú ya se ha muerto,
¡qué dolor, qué dolor, qué entuerto!,
que Mambrú ya se ha muerto,
lo llevan a enterrar.
Do-re-mi, do-re-fa,
lo llevan a enterrar.
9
Cantando el pío-pío,
¡qué dolor, qué dolor, qué trío!,
cantando el pío-pío,
cantando el pío-pa.
Do-re-mi, do-re-fa,
cantando el pío-pa.



También participó en la guerra de sucesión española, combatiendo en la península ibérica.

Después de varios años de batalleo victorioso se le acusó de alargar la guerra deliberadamente para seguir ganando fama y dinero. Además, se descubrieron algunos documentos que daban a entender que se había apropiado indebidamente de dinero destinado al pago de los salarios de la tropa. Aunque John presentó pruebas a su favor, la reina Ana no pudo seguir confiando en él y lo destituyó como comandante en jefe y le despojó de sus cargos públicos.

Se exilió voluntariamente en Europa.

Jorge I (1714-1727)
Le restituyó sus honores, que no sus posesiones.  Esto si que es ser desdichado.
Murió en 1722.


A estas alturas deberían haber cambiado el escudo de los Churchill a "DESLEAL Y DESDICHADO".

Como curiosidad, el duque es mencionado en la novela Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez, como el instructor castrense del coronel Aureliano Buendía.

370523


Resumiendo:

Cuando veáis a ese vaquero americano bajarse de su caballo Mustang con la música de los siete magníficos a la par que se enciende un Marlboro, en lugar de pensar que se trata de una estampa tipicamente americana, recordad que lo que se está encendiendo es "Un cigarrillo diseñado para no dejar marca de carmín con nombre de un duque inglés antepasado de Winston Churchill que sirvió a 5 reyes y traicionó a 4, y que significa colinas de Merlín". Además, como ya vimos, un "Mustang" es un caballo andaluz y los siete magníficos no deja de ser una adaptación del clásico "Los siete samurais" de Kurosawa.

Y ya puestos a recomendar cosas basadas en los siete samurais, la que a mi me gusta es la "Los siete magníficos del espacio":

Los siete magníficos del espacio (1980) - Filmaffinity
Los siete magníficos del espacio (1980)


Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog

Recibe notificaciones por e-mail

Date de alta con tu e-mail y te notificaremos cuando haya una nueva entrada