Microrelato: Mi mejor comercial ha muerto

-Acabas de pagar treinta euros a cada uno de estos ignorantes para que vengan a un funeral
de un muerto que no conocían. Supongo que tú sacarás el doble.
-¡Calla!, la familia no sabe nada.
-¿Quién te paga?
-Esos ignorantes, como tú los llamas.
-No te comprendo.
-¿Qué nos recuerda un funeral?
-Que la vida se acaba.
-Exacto. ¿Qué harás el próximo fin de semana?
-Cenaré con un compañero que hace tiempo que no veo.
-¿Irás a mi restaurante?
-Sí.
-Acabo de recuperar mi inversión.
-Serás...
-Y aquel de allí, comprará un viaje al caribe en mi agencia, aquellas un perfume en mi tienda, y aquellos, acabarán la noche en mi prostibulo.
-Una idea brillante.
-Me haré de oro cuando consiga que los moribundos, minutos antes de morir, les cuenten a esos ignorantes que llega un día en el que no existe el mañana.


Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog

Últimos libros leidos

Últimos libros leidos

Aniara
La vieja guardia
Enhorabuena por tu fracaso
Alma
El paciente
La emperatriz de Tánger
Apropiación indebida
Joaquín María Pery y Guzmán y aquella Málaga que fue
Homine ex machina
Encantado de conocerme / Pleased to Meet Me
La filosofía de la composición / El cuervo
La historia de tu vida
El desierto de los tártaros
Mientras escribo
El ajedrecista
Rojo
Necrópolis
El anacronópete
El asesinato de Pitágoras
Antologia de relatos de terror


Miguel Rico's favorite books »