Palabras de mi Madre: Percodío

Niño "percodío" (percudido)
(de USFWS Pacific)
Voy a comenzar una nueva sección dedicada a mi madre, y mas concretamente a su uso del lenguaje castellano.

Como introducción he de decir que es una mujer criada en la frontera. En la frontera entre el barrio de "La Trinidad" y el de "El Perchel" de Málaga la Bella, de ahí esas influencias multiculturales que la caracterizan.

Como casi siempre que se envejece, acaba uno pareciéndose a sus mayores y se ve uno repitiendo frases y expresiones que ha escuchado en la infancia. Así, me sorprendí a mi mismo usando la palabra "PERCODÍO".

Esta palabra la había escuchado en frases del tipo: "Mira como traes los pantalones, ¡percodíos!", casi siempre al volver a la casa de jugar cual salvaje desarrapado en mitad del campo (porque claro está que a poco que miremos atrás todos podemos afirmar categóricamente que, "en mis tiempos, todo esto era campo")


Volviendo al tema, usé la palabra "percodío" en contexto similar y mi interlocutora no se enteró, debido a los siguientes motivos:

  • Tiene 9 años
  • Tiene un lío lingüístico familiar fruto de la mezcla del andaluz, madrileño, albaceteño, canario, melillense y el axarqueño mas profundo.
  • No le interesaba la conversación ya que se había puesto perdida por no seguir mis indicaciones.


Pero, iluso de mí, quede cautivado por la pregunta de esa joven: ¿Que significa "percodío"? Así que, muy didáctico yo, procedí a buscar en el diccionario la palabra en cuestión. No existía. Tras las burlas pertinentes, me recompuse y busque en la versión en internet, por si se había actualizado, con idéntico resultado, pero, afortunadamente, me sugirió una variante que sí existía: percudido, participio del verbo percudir.

percudir.
(Del lat. percutĕre).
1. tr. Dicho de la suciedad: Penetrar en algo.
2. tr. Maltratar o ajar la tez o el lustre de las cosas.

Así que, mi madre no iba muy desencaminada y  a lo sumo la podríamos acusar de hacer evolucionar el castellano.

Por su parte, la joven aprendió algo nuevo ese día, que si en mitad de una regañina por haberse ensuciado a posta me pregunta por el significado de una palabra, se desvía el centro de atención y puede seguir jugando.

Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog

Últimos libros leidos

Últimos libros leidos

Aniara
La vieja guardia
Enhorabuena por tu fracaso
Alma
El paciente
La emperatriz de Tánger
Apropiación indebida
Joaquín María Pery y Guzmán y aquella Málaga que fue
Homine ex machina
Encantado de conocerme / Pleased to Meet Me
La filosofía de la composición / El cuervo
La historia de tu vida
El desierto de los tártaros
Mientras escribo
El ajedrecista
Rojo
Necrópolis
El anacronópete
El asesinato de Pitágoras
Antologia de relatos de terror


Miguel Rico's favorite books »