Patada al diccionario: Plinsesa

Irónicamente, mientras paseaba junto al instituto, una pintada amorosa sorprendió a un amigo, herrero para más señas, que no dudó en enviárnosla.

de John Jewell
Podría tratarse de un apodo cariñoso, una mala transcripción fonética o, por la que me inclino sin ningún tipo de fundamento, fruto del amor intercultural oriente-occidente. Vamos, que lo ha podido escribir un chino:




Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog