Modismo: Tener muchos humos

Seguimos con los modismos (expresión cuyo significado no se deduce de las palabras que lo forman),

¿Qué significa tener muchos humos?

Referida a una persona, indica que se comporta de manera pretenciosa y/o engreída, considerándose superior a los demás, incluso llegando a aparentar que es de una clase social superior a la propia.
Humos (de Chistopher Najewicz)


¿Cual es el origen de la expresión tener muchos humos?




Para buscar el origen hay que remontarse a la antigua Roma. Allí era común rendir culto doméstico a los "dii familiares", que eran los dioses domésticos que protegían la casa y la familia. En unos altares en el interior de las casas se colocaban los bustos y retratos familiares, sobre todo si habían tenido un pasado glorioso. La quema de incienso formaba parte de la ceremonia, por lo que por el uso y abuso de este provocaba que estos retratos acabasen ennegrecidos por el humo del incienso.

Esta costumbre, modificada convenientemente por las influencia religiosa del catolicismo, nos lleva a los pequeños altares domésticos con algún santo o advocación mariana rodeada de las fotos de los familiares difuntos. A más intención de aparentar rancio abolengo, más velas encendidas, con su correspondiente humo.

Sea como fuere, el humo proveniente de las velas o del incienso ennegrecía los bustos o imágenes y en muchos casos, esto era lo único que se conservaba del poderoso pasado familiar: el humo.

Este afán de alardear del pasado de la familia, aunque no se conservara en la actualidad, era visto por los vecinos como una muestra de altivez, vanidad y engreimiento, fruto de la cual se acuñaron expresiones del tipo:

Se le han subido los humos a la cabeza
¡Vaya humos que se gasta!









Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog

Recibe notificaciones por e-mail

Date de alta con tu e-mail y te notificaremos cuando haya una nueva entrada