Patada al diccionario: Marqués de Casere

Patada (de Thomas Quine)
Me manda esta patada al diccionario el hermano mayor feo de otro de nuestros colaboradores, el cirujano que se prepara maratones. Señor de buen gusto tanto culinario como literario, estaba intentando elegir un vino cuando, de repente, desde la carta del restaurante le ataca el siguiente texto:

Marques de casere

 



Por un lado tenemos la tilde en Marqués, que si la omitimos realmente estaríamos escribiendo la segunda persona del singular del presente del subjuntivo del verbo marcar. "La puerta se abrirá en cuanto tú marques el número secreto".

Lo de "casere" no hay por donde cogerlo. He intentado buscar un verbo que tenga algún tiempo verbal rebuscado que coincida, sin éxito alguno. Como nombre propio Casere es uno de los hijos de Odín en la mitología sajona. Y este nombre fue el que originó el termino "Kaiser" (emperador) en Alemán. Aunque el origen también pudo ser el de "Caesar" (césar). Sea como fuere, dudo mucho que el restaurante coreano afincado en España sirviera vinos de Europa central con nombre de uno de sus dioses.

En conclusión, alguien ha hecho su reinterpretación fonética de "Marqués de Cáceres", pegándole una patada al diccionario.

Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog