Neopalabro: Promescua

Rezando
Rezando
Todos hemos oído alguna vez la historia de una mujer que, debido a su promiscuidad, termina sin saber quién es realmente el padre de su hijo o hija.

En el otro extremo del espectro, tenemos a la típica mujer de avanzada edad que suele echar promesas a varios santos, vírgenes y/o cristos distintos.

Con la combinación de estos dos conceptos, tenemos un neopalabro: Promescua.

Promescua

Dícese de la mujer que tras echar numerosas promesas a varios santos distintos, acaba por no saber cuál de todos ha sido el que ha realizado el milagro, con la consiguiente confusión a la hora de cumplir la promesa, ya que no sabe a quién dirigirse exactamente. Finalmente, ante la duda, acaba cumpliendo todas las promesas, para evitar quedar mal con alguno.
Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog

Últimos libros leidos

Últimos libros leidos

Aniara
La vieja guardia
Enhorabuena por tu fracaso
Alma
El paciente
La emperatriz de Tánger
Apropiación indebida
Joaquín María Pery y Guzmán y aquella Málaga que fue
Homine ex machina
Encantado de conocerme / Pleased to Meet Me
La filosofía de la composición / El cuervo
La historia de tu vida
El desierto de los tártaros
Mientras escribo
El ajedrecista
Rojo
Necrópolis
El anacronópete
El asesinato de Pitágoras
Antologia de relatos de terror


Miguel Rico's favorite books »