No Patada al diccionario: Biscocho


Patada al diccionario
Patada al diccionario (de Victor Dumesny)
 

En una de esos paseos rápidos típicos de este verano atípico (2020) que nos ha tocado vivir con la pandemia mundial me encuentro con una panadería en cuyo escaparate me sorprende el cartel:

BISCOCHO DE MANZANA

¡Patada al diccionario! Me grito a mi mismo y me jaleo a la vez que inmortalizo el momento con la cámara del móvil:

Biscocho
Biscocho de Manzana

Cuando estoy editando la entrada en el blog me pongo a comprobar, de manera casi rutinaria, que la palabra no exista en el diccionario de la Real Academía de la Lengua y cual es mi sorpresa que la encuentro:

biscocho

1. m. bizcocho.


No es que aparezca en el diccionario, es que además no está marcada como vulgarismo (vulg.) o en desuso (desus.), como, por ejemplo, ocurre con la palabra "Murciégalo":

murciégalo

Del lat. mus, muris 'ratón' y caecŭlus, dim. de caecus 'ciego'.

1. m. desus. murciélago. U. c. vulg.


O como también ocurre con almóndiga:

almóndiga

1. f. desus. albóndiga. U. c. vulg.

Confuso a la par que sorprendido me pongo a indagar sobre esta palabra. Parece ser que la moderna palabra bizcocho proviene del castellano (s. XIII) biscocho, que proviene del latín "bis coctus" que significa literalmente "Cocido dos veces". En un principio hacía referencia al pan horneado de esta manera, para posteriormente referirse a un tipo de pastel.

Otra palabra con la misma raíz es la inglesa Biscuit que es un préstamo del francés que a su vez deriva del latín "bis coctus".

En conclusión, no nos encontramos ante una patada al diccionario, ni siquiera con un vulgarismo en desuso, se trata de una palabra del castellano perfectamente usable.

Comparte:

0 comentarios:

Archivo del Blog